viernes, 8 de enero de 2016

Bienvenido 2016


  Pues sí, ya se fue el 2015 y comenzamos un nuevo año, el cual no sabemos que nos deparará, pero tenemos 358 días (ya han pasado 8 jijiji) para escribir nuestra propia historia, las páginas están en blanco y listas para ser garabateadas con nuestro día a día, nuestros sueños, ilusiones, anécdotas, buenos y malos momentos, etc, en resumen nuestro año!!!

    El otro día, para despedir el año escribí en mi facebook lo siguiente, y me gustaría  compartirlo con vosotros:

“Hoy como todos los años me levanto nerviosita!! (esto es porque el día de nochevieja en mi casa hacemos el amigo invisible y nos damos los reyes). Desde que tú te fuiste 2012, no he tenido buenos años, aunque este tiempo me ayudó a cambiar, ver y afrontar las cosas de otra forma y de repente, cuando menos lo esperaba, llegaste tú 2015, a poner todo patas arriba, darme mil cosas nuevas, cambiar mi rutina, recordarme que lo mejor esta por llegar, que después de la tormenta sale el sol… Y hoy me tengo que despedir de ti, con alegría y dándote las gracias y al mismo tiempo con cierto “miedo” por ver como se comportará tu amigo 2016… Pero, pase lo que pase, se que lo viviré intensamente, porque de todo se aprende...”

    Si os digo la verdad, el año no lo empecé, ni por asomo, como podría imaginármelo jajaja, La nochevieja fue genial, la cena en familia maravillosa, los regalos geniales y luego de cotillón con los amigos, hasta la hora de desayunar, llegar a casa, ver a los sobrinos jugar con sus nuevos juguetes y a las 12 del medio día decidir acostarme, hasta aquí genial... Me levanto para la hora de comer, como es lógico y normal (creo que en casi todas las casas ocurre) nos comimos las sobras de la noche anterior y de repente... me empiezan a picar las manos de una forma que no era norma, se me ponen muy rojas e hinchadas, me levanto para ir a lavármelas, me miro al espejo y... zasca me veo los labios rojos e hinchados, no volví a mirarme al espejo, porque lo siguiente que sucedió fue vestirme corriendo e irme al centro de salud porque mi cara estaba empezando a engordar de forma "no normal" (mi señora madre me decía que parecía un monstruito), mi lengua era mucho más grande que mi boca!!! Resultado final: dos horas en observación, dos goteros, un pinchazo de adrenalina, dos urbasones.... Pues nada, una anécdota más para contar de como comencé mi 2016 jajajaja



  
    Tenemos la "absurda" costumbre que cada vez que comienza el año nos marcamos unos propósitos, que la mayoría se quedan en eso, en propósitos... Yo este año he decidido vivir día a día, analizar menos las cosas y disfrutarlas más, si es posible, dejándome llevar (lo dudo porque tengo un gran defecto, analizo mucho las cosas...). Siempre he dicho y he creído que lo esta "pa ti" tarde o temprano te llegará, creo en el destino pero al mismo tiempo pienso que nosotros somos dueños de ese destino y tenemos el poder de ir reescribiéndolo día a día, nuestro camino esta marcado, pero de vez en cuando podemos coger atajos o perdemos para así descubrir nuevas cosas, de todo se aprende, la vida no tendría sentido si sólo nos pasaran cosas buenas, ya que si no tuviésemos nada malo no valoraríamos realmente lo bueno y magnífico que tenemos.

    ¿Que espero yo de este 2016? Que siga siendo, como mínimo igual de bueno que el año que se ha marchado, continúe teniendo grandes momentos, risas, gente a la que conocer, poder seguir con el trabajo, ilusiones... Es un año que creo que recordaré, ya que cumplo mis 30 años!!! Sí, cambio de década ya... joder y como pasa el tiempo, si parece que fue ayer cuando jugaba en el parque de la Coronada a la "hoya", a "flauta", como una cría jugaba a "beso, atrevimiento, verdad o pozo" y me emocionaba si me daba el chico que me gustaba un pico o me rozaba la mano jajajaja y fíjate lo que ha llovido desde entonces... 
    Una amiga el otro día me mando un whatsapp que me encanto, aparte de desearme un gran año y tal y cual, me deseo que el 2016 fuera mi año, porque estaba ESPLENDIDA, que esa era la palabra para describir como me veía últimamente y me encantó jajaja. Por lo tanto, al 2016 le pido que sea esplendido, sin miedos, con nervios, intrigas, alegrías y risas, muchas risas y mil y una cosas por descubrir, porque lo mejor esta por llegar!!!!

   Mientras escribo, tengo de fondo a mi Pablito Alboran, así que me despido con una canción suya,  escucharla atentamente, a vivir que la vida dura dos días y es bonita aunque este del revés!!

         

 Por cierto, os enseño mi regalito sorpresa de estas navidades para continuar con mi colección de sueños ;) :), ya sabéis, vivir intensamente cada instante de este 2016 y por supuesto, nunca dejéis de soñar...
   

4 comentarios:

  1. Ains ese momento hinchazón..pobre mía jeje vaya entrada de año ...pero seguro que será genial..muacs

    ResponderEliminar
  2. Jajajaja y no me haciais caso!! Jajaja
    No es como empieza sino acaba... Jiji

    ResponderEliminar
  3. Te mereces lo mejor del 2016. Este año tendremos de todo: nacimientos, bodas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por fin coincidiremos en una boda!! Ya somos dos los que nos merecemos lo mejor, el 2015 todo empezó a irnos bien pero... este será nuestro año amigo!!!!

      Eliminar

Déjame un comentario y me harás un poco más feliz. Mientras haya respeto toda opinión y sugerencia es importante. Bss