martes, 15 de diciembre de 2015

¿¿El dinero da la felicidad??

     Siempre se ha dicho, que tres cosas hay en la vida, salud, dinero y amor. Si tenemos un poquito de todo se ha de suponer que seremos felices o eso es lo que se dice por ahí. Otra de las muchas cosas que oigo continuamente es que el dinero no da la felicidad, y yo siempre contesto “no, no da la felicidad, pero ayuda mucho”. En más de una ocasión he manifestado que quién dijo eso de que el dinero no da la felicidad es por que estaba súper forrado y aún así no era feliz, pero si fuera pobre, verás como tampoco sería feliz!!! Esta claro que nuestra felicidad no puede depender de un sólo factor, no podemos depender de una sola cosa para ser felices, ya que yo siempre he pensado, la felicidad la conseguimos por la suma de pequeñas cosas, que la felicidad en sí no existe, existen “momento felices” pero en esto no me voy a parar más por que ya escribí un post sobre este tema, si queréis echarle un vistazo AQUI esta.

     Como ya he dicho, para mí, el dinero no da la felicidad pero ayuda mucho. Ayuda porque nos quita en ocasiones de muchos dolores de cabeza, de muchas preocupaciones. Con dinero podemos tener aquello que nos hace felices, como puede ser poder hacer un viaje, comprarnos un coche, poder hacer mil y un regalo, salir de cena o de fiesta con los amigos, poder ayudar a la gente que queremos… Por lo tanto, el dinero es un puente para poder conseguir eso que sí nos proporciona  momentos felices.

     Esta claro, que una hay gente que tiene mucho dinero, puede comprar y hacer todo lo que se le antoje porque le sobra el dinero y que aún así no son felices, por el simple hecho de que no lo valoran, no disfrutan del camino, se vuelven superficiales o simplemente tienen mucho dinero pero carecen de verdadero amor, amistades, salud… Ya hemos dicho que tres cosas hay en la vida, lo ideal es que los tres puntos estén bien equilibrados para que la “balanza” no se desnivele.

     Por lo tanto, no es lo que se tiene, es como se utilice, para qué se use y con quien se use. Si yo ahora tuviera en mi cuenta corriente 2000-3000€ más no voy a negar que estaría algo más feliz jajaja podría llegar a final de mes sin hacer tantos malabares y milagros, contando hasta el último céntimo que gasto (aainss que pena) pero de nada me sirve tener más dinero si luego no tengo con quien gastármelo, aunque si soy rica me puedo comprar nuevos amigos para hacer las cosas jajajaja (esto último es totalmente una coña por si no se ha entendido). No voy a negar que por falta de dinero me he quedado muchas veces sin hacer cosas que me apetecían o de comprarme cosas, pero por ello, no he dejado de ser feliz.

     No se porque ahora estas divagaciones acerca del dinero, puede ser porque se acerca la navidad y como soñar es gratis, tal vez, quién sabe, tengo suerte y me toca el Gordo de Navidad jajaja. También puede ser porque llevo un tiempo diciendo que antes cuando estaba en paro tenía más dinero y menos quebraderos de cabeza que ahora que estoy trabajando!!! Cosa lógica por otra parte, por que antes (cuando estaba en paro) vivía en casa de mis padres y el único gasto que tenía era cuando yo quería salir “por ahí”. Ahora que tengo trabajo, me he comprado un coche, he cambiado de ciudad, estoy pagando un piso, mi comida, luz… vamos todo lo que supone independizarse y encima trabajando a media jornada!!! Pero aún así, esta nueva situación aparte de “pobreza”, también me ha dado la oportunidad de trabajar, aprender cada día cosas nuevas, salir de mi rutina y monotonía que tenía y que poco a poco me estaba matando, conocer gente nueva, nuevos lugares, estar “sola” pero sin “sentirme sola”… En definitiva, estoy más pobre pero más feliz!! 



     En conclusión, NO, el dinero no da la felicidad pero sí que ayuda a poder alcanzar parte de ella. Aquí mi humilde opinión y forma de ver las cosas, ya sabéis se aceptan comentarios!!!

    Y como ya nos estamos acercando a estas fechas tan señalas, las cuales a gente les produce alegría a otros no tanto, por si no escribo antes, os deseo una muy FELIZ NAVIDAD , y como siempre os digo, nunca dejéis de soñar...